top of page

BLOG

Educación e ideas

  • Foto del escritorRebeca Lozano

Niñ@s cuidando el ambiente

Actualizado: 12 oct 2022

Impulsar el cuidado del ambiente desde pequeños es de suma importancia para mejorar el mundo en el que vivimos actualmente. Además de esto las y los niños desarrollarán habilidades de todo tipo, las cuales podrán ayudarles en situaciones de su vida cotidiana.


Cuidar las plantas es una terapia muy eficaz para relajar cuerpo y mente, ya que introduciendo esta afición en nuestras vidas y las de nuestr@s peques podemos conseguir innumerables beneficios a nivel psicológico.


Según un estudio desarrollado en Holanda en 2011, se determinó que con solo media hora diaria dedicada a cuidar las plantas o cultivar un jardín se puede reducir significativamente la hormona producida por el estrés. En estos tiempos en lo que pasamos mucho tiempo aislados pueden aparecer problemas tanto en niñ@s como en adultos como el estrés, ansiedad o depresión, el dedicar un tiempo al cuidado de las plantas ayudará a combatirlo.

Otro estudio de la universidad de Texas determino que los niveles de optimismo y satisfacción aumentaban al practicar la jardinería.


El cuidado de las plantas es una actividad recreativa que permite trabajar muchos aspectos importantes con tus peques, algunos de ellos son:

La paciencia. Esperar desde la siembra de la semilla hasta su crecimiento es un gran ejercicio de paciencia.


La responsabilidad. Estar a cargo del cuidado de otro ser vivo fomenta una responsabilidad importante.


El autoestima. Al ver florecer o crecer la planta que se cuida crea una mejora en la autoconfianza ya que se ven capaces de lograr algo por ellos mismos, por lo cual aumenta la autoestima y satisfacción personal.


Disminuye el estrés y ansiedad. Pasar un rato con ellas a la luz del sol aumenta los niveles de endorfinas, lo que produce a su vez, un efecto muy positivo en nuestro estado de ánimo.


La dedicación y constancia. Estos dos aspectos se desarrollan de forma automática, ya que sin ellos nuestras plantas mueren, lo que nos proporciona la oportunidad de aprender sobre las consecuencias de nuestras acciones.



Aumento de vocabulario. Se brinda la oportunidad de aprender sobre las plantas que cuidan, o el nombre de cada parte de la planta.


El tiempo en familia. Tomar este espacio para crear tiempo juntos y compartir diálogos en familia es de gran beneficio para tus peques ya que se sentirán parte de un grupo y aumentará su seguridad.


La tolerancia a la frustración. Conocer que no siempre mi planta va a crecer o vivir el tiempo que quiero ayuda como un ejercicio para aumentar la tolerancia a las situaciones de la vida diaria.


El respeto a la naturaleza. Investigar en qué ayuda cuidar la naturaleza y qué nos aporta creará conciencia en tus peques para seguir cuidándola.


La curiosidad y el pensamiento crítico. Cuestionar sobre ¿cómo crecen las plantas?, ¿qué tipo de plantas existen?, ¿qué pasaría si no hubiera plantas en el mundo? Buscar resolver estas preguntas que surgen irá aumentando su pensamiento critico.



Un estilo de vida más saludable. Tener un huerto en casa dará la oportunidad de probar alimentos saludables e incluirlos en nuestras comidas, y sobre todo saber que ellos mismos los cultivaron creará la motivación para probarlos.


La conciencia sobre le paso del tiempo. Observar diariamente los cambios que ocurren al sembrar una semilla podrá darnos la oportunidad de hacer conciencia sobre el paso del tiempo, llevar un calendario y contar días, semanas o meses.


Aprender sobre el ciclo de la vida. Asimilar que todos los seres vivos nacen, crecen, se reproducen y mueren, es importante para que los y las niñas comprendan y asimilen con más facilidad aspectos sobre la vida y la muerte.


Las estaciones del año. Investigar cuándo se debe sembrar y cosechar los diferentes tipos de semillas abre la oportunidad de identificar y nombrar las estaciones del año y sus características.



La motricidad. Separar semillas, hacer hoyos en la tierra, regar con gotero o con regadera utilizar herramientas, etc, todas estas actividades ayudan a mejorar la motricidad de nuestr@s peques.


Organizar las rutinas diarias. Planear un tiempo para cuidar el jardín e implementar pasos para hacerlo fomenta la organización y planeación, dos funciones ejecutivas importantes en el desarrollo de tus peques. (Sigue leyendo aquí sobre funciones ejecutivas)


Crea empatía. Saber que la planta que cuido, esta viva, siente y puede morir con malos cuidados, desarrolla la empatía hacia otros seres vivos.




¿Tienes algún tip, juego o material para implementar el cuidado del ambiente con tus peques? Compártelo con nosotros en nuestras redes sociales instagram, facebook, pinterest.

Puedes también dejar tu comentario aquí abajo 👇 y compartir este post con quien tu quieras!


Lee más sobre:


 

Suscríbete a nuestro canal de YouTube



Si te gusta el contenido recuerda darle like y comenta en la parte de abajo !! No olvides compartirlo 👍

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page