top of page

BLOG

Educación e ideas

  • Foto del escritorRebeca Lozano

Alimentación y niños con TEA

Actualizado: 12 oct 2022

Las personas tenemos la habilidad de alimentarnos pero esta va dependiendo de nuestro estado de desarrollo, por ejemplo un recién nacido logrará esta habilidad al tener desarrollada la motricidad oral que le permita la habilidad de succión para tomar leche materna.


Las situaciones médicas, de maduración, y de biomecánica se relacionan con habilidades motoras orales. De la misma manera los sistemas sensoriales (tacto, vista, gusto, olfato y audición) y nuestras experiencias con los alimentos también están involucradas en la manera de alimentarnos. Cuando todas estas áreas funcionan bien, la alimentación se realiza correctamente, en cambio si hay dificultades en una de estas áreas, puede llegar a afectar la conducta alimentaria.


En cuanto a los niños y niñas con TEA (Trastorno del Espectro Autista) su dificultad con el procesamiento sensorial puede llegar a hacer que el comer ciertos alimentos sea un desafío para ellos y además desarrollar problemas de conducta a la hora de comer, de la misma forma los retrasos del habla, por ejemplo, pueden limitar la habilidad de un niño para comunicar el dolor y las molestias que podrían estar interfiriendo con su alimentación.


Las investigaciones han encontrado que el 69% de los niños con TEA no están dispuestos a probar nuevos alimentos, y el 46% tienen rituales en sus hábitos alimentarios.*


Los problemas alimentarios en cualquier niño pueden ser estresantes tanto para el niño como para los padres. Seguir algunas de estas recomendaciones puede llegar a ayudar a manejar un problema alimentario en un niño con TEA, mas si los problemas alimentarios de tu peque son difíciles de manejar, se debe buscar ayuda profesional, un médico/a, nutriólogo/a especialista en este tipo de dificultades.


-Establecer una rutina y horario de comida. Procurar que se coma siempre en el mismo lugar y durante el mismo horario, esto creará una rutina. Esto ayudará a tu peque a saber qué pasará durante la hora de la comida y lo que se espera que haga durante las comidas. Lee rutinas para niños en casa


-Evitar que coma durante todo el día. No tengas alimentos o snaks disponibles todo el día. Esto quita el apetito y las ganas de probar nuevos alimentos. Programa cinco o seis comidas al día y limita el comer a otras horas del día. Esto aplica para toda la familia, si su familia come entre comidas todo él también lo hará.


-Cuida su silla. Debe ser cómoda y firme, en donde pueda estar estático sin que le cuelguen los pies o pueda balancearse, puedes usar un banquito para que apoye sus pies. Esta estabilidad física fomenta buenas conductas alimentarias y reduce las conductas distractoras al permitirle sentirse “anclado” y seguro.


-Limita el tiempo de comer. Limita el tiempo de las comidas y meriendas a 15-30 minutos. Al terminar el tiempo de la comida retira toda la comida y deja que tu peque se dedique a otras actividades.


-Minimiza las distracciones. Las distracciones como la tele o iPads pueden desviar la atención de la comida. Alimenta a tu peque solamente cuando esté alerta y atento/a.


-Involucra a tu peque con la comida. Permítele participar en la selección y creación de comidas, aún cuando no pruebe el producto final. El involucrarlo/a le permitirá que explore y juegue con diferentes alimentos sin tener que pensar en que se los tiene que comer.

-Pon el ejemplo con conductas alimentarias saludables y agradables. Tus peques aprenden observando. Durante la hora de comida en familia, todos/as los participantes pueden servir como modelo de buena conducta alimentaria. Has que la hora de la comida sea divertida y no se enfoque en la conducta alimentaria, evitando dar indicaciones, tratar de persuadir o rogar de manera repetitiva. Al elegir alimentos saludables para toda la familia le estas enseñando a tu peque cómo escoger alimentos saludables también.


-Premia las conductas positivas. Reconoce cuando pruebe o se acerque a nuevos alimentos. Premios inmediatos, tales como soplarle burbujas o darle una calcomanía, pueden ayudar a fomentar nuevas conductas alimentarias. Recuerda que premiar buenas conductas alimentarias aumenta la probabilidad de que se repitan.


-Ignore las conductas negativas. Si es posible, ignora cuando haga cosas como escupir, tirar o rechazar alimentos. Recuerda, no debes reforzar estas conductas al prestarle atención a las mismas. Cuando estas conductas sean severas puede que se requiera una consulta con un especialista para manejarlas.



-Recuerde la regla del 3. Es importante ofrecer a tu peque alimentos que le gusten, así como alimentos que aún no le gusten. Una regla general aceptable es ofrecer solo tres alimentos a la vez. Incluye de uno a dos alimentos que le gusten y un alimento que aún no le guste. Si tu peque no tolera tener el nuevo alimento en su plato, colócalo cerca de él/ella en un plato aparte para ayudar a que se acostumbre a este.


-Presentación. Presenta los nuevos alimentos en porciones pequeñas y de forma divertida o familiar para aumentar la probabilidad de que tu peque se los coma.


¿Tienes algún tip, juego o material para estimular una mejor alimentación con tus peques? Compártelo con nosotros en nuestras redes sociales instagram, facebook, pinterest.

Puedes también dejar tu comentario aquí abajo 👇 y compartir este post con quien tu quieras!



Lee más sobre:


 

 

Referencias

* Williams, P.G., Dalrymple, N. & Neal, J. (2000). Eating Habits of Children with Autism. Pediatric Nursing, 26 (3), 259-264.

https://www.autismspeaks.org/sites/default/files/2018-10/feeding-guide-spanish_0.pdf

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page